Saltear al contenido principal

Todo sobre la marañuela

Todo Sobre La Marañuela

La marañuela es un dulce típico de Semana Santa, que se elabora en la comarca del Cabo Peñas, especialmente en las localidades de Luanco y Candás. Sus ingredientes básicos son harina, azúcar, huevos y mantequilla.

A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre les marañueles de Luanco. Y también sobre los bollos.

Se trata de una especie de galleta que se conserva durante mucho tiempo si se guarda en cajas metálicas. Por eso es un buen alimento para llevar a bordo durante las largas costeras de pesca, como la del bonito.

Mujer vendiendo marañueles delante del Palacio Pola. Ilustración de J.A. Marinas

La marañuela es un producto tradicional, con varios siglos de antigüedad. Existen documentos de hace más de cuatrocientos años que hablan de estas pastas.

Marañueles de Luanco.

Hay una gran rivalidad entre Luanco y Candás sobre el origen de la marañuela, aunque la receta no es la misma en los dos sitios. La marañuela de Luanco se elabora solo con la yema del huevo y la mantequilla clarificada (cocida), mientras que la de Candás lleva los huevos enteros y la mantequilla cruda. Por eso la de Luanco es más compacta y lustrosa, y la de Candás más blanda. Distintas, pero igual de buenas.

Las formas de las marañuelas son muy curiosas. Algunos diseños recuerdan a los nudos marineros. Los más conocidos son el dibujo en espiral y la trenza, pero hay otros muchos que pasan de madres a hijas y son casi un secreto familiar.

La marañuela era un producto de temporada, que se elaboraba en casa por la Semana Santa, y se daba como regalo de las madrinas y padrinos a sus ahijados.

Hasta hace pocos años era muy frecuente ver a mujeres y niños transportando las latas a mano o en carritos hasta los hornos de leña para cocerlas. Las latas donde se cocían las marañuelas también se fabricaban artesanalmente a partir de trozos de hojalata de latas de aceite, y normalmente las mujeres se las prestaban unas a otras, y también se ayudaban entre ellas para amasar.

A la izquierda puedes ver una mujer con el atuendo de hace unos cien años, llevando una lata de marañueles a uno de los hornos de leña existentes en Luanco.

En la actualidad podemos encontrarlas durante todo el año, hechas y envasadas en varios establecimientos de acuerdo a las instrucciones de la marca Alimentos del Paraíso Natural, regulada por el Principado de Asturias para proteger la receta original del producto.

La receta de Luanco:

Ingredientes:

  • 11 yemas de huevo.
  • 1 huevo entero.
  • 250 g de mantequilla clarificada (cocida).
  • 500 g de azúcar blanco.
  • 1 kg de harina.
  • Raspadura de 1 limón.
  • 1 sobre de levadura (para los bollos).

Preparación:

Se mezclan bien todos los ingredientes y se amasa bien la pasta. Luego se corta en unas 20 porciones y se amasan en forma de churro alargado para darles la forma deseada: espiral, trenza, etc. Ya hemos visto que muchas veces las formas más complicadas y menos conocidas de las marañuelas son secreto familiar.

A continuación se colocan en las latas y se cuecen en horno de leña.

El bollo, primo hermano.

Marañueles y bollos de Luanco.

La marañuela viene acompañada siempre por el bollo, un dulce muy parecido, pero quizás de menor categoría por sus ingredientes y su coste algo más económico. Los bollos son muy apreciados porque a diferencia de la marañuela, el bollo es más esponjoso y “moja”, lo que lo hace muy práctico para acompañar cafés y desayunos.

El bollo no lleva mantequilla cocida, sino cruda, y antiguamente llevaba la nata que se separaba de la leche.

La receta del bollo es la misma que la de la marañuela, salvo que los huevos van enteros y en mayor cantidad (8 en lugar de 12) y la mantequilla no está clarificada.

La forma de los bollos suele ser en cruz o de cuernos, como se ve en el dibujo, aunque también se utiliza la espiral.

¿Prefieres la marañuela o el bollo? Tú eliges.

Volver arriba